sábado, 13 de junio de 2020

- EL FUTURO YA NO ME INQUIETA Y EL PASADO MENOS AÚN -



Parece que no llegaría este momento pero llegó, desde hace unas semanas se esta notando un poco de tranquilidad entre tanto caos.
Después de 60 días encerrados en casa a cal y canto por fin se nos dio un poco de chance.
Atrás se quedó el estar recibiendo malas noticias y escuchando desgracias las 24 horas del día.
Es muy pronto para celebrarlo con fuegos artificiales y para pensar que todo esto ya se ha terminado. Tampoco será posible olvidar todo lo que pasó de buenas a primeras, pero en algún momento había que empezar a hacer vida de nuevo, si no mal vamos.
Muchos de los que me leeis sabeis que para mi este confinamiento no es el primero, por distintas razones obviamente y con la diferencia que esta vez todos luchamos contra el mismo enemigo sin excepciones, pero no dejaban de ser encierros igualmente.
Por ese motivo alguno que otro de mis amigos bromeaba diciendo que yo esta vez lo lleve mejor porque ya venía entrenado y en el fondo tienen toda la razón.
Si esto pasara hace años posiblemente me volvería loco, aunque también he de decir que de todo lo malo siempre saco algo positivo, en esta ocasión fue conocerme un pelín más y darme cuenta que tengo más aguante del que creía, no se si por tercera o cuarta vez, ya perdí la cuenta.
Gracias o por culpa de cada uno de estos traspiés aprecio todo mucho más e intento disfrutar de todo y de todos lo máximo posible, imagino que a muchos después de esto le ocurrirá lo mismo y cuando se termine esta pesadilla serán felices con las cosas más insignificantes.


El titulo de esta entrada con el cual me siento bastante identificado lo puse por la siguiente razón , no fue al azar .
Cuando estaba bien (pre-lesión) vivía mirando un futuro que finalmente nunca llegó, no supe aprovechar el momento y he perdido muchas cosas y oportunidades por ello.
Cuando estaba mal mi cabeza solo pensaba y miraba el pasado, añoraba y echaba de menos todo y esa actitud en vez de ayudarme hacía que me derrumbara más.
Con cada palo, incluyendo este último que nos tocó en mayor o menor medida a cada uno de nosotros fui aprendiendo que lo importante es el presente y punto.
Claro que hay que mirar un poco al futuro, pero sin que se nos vaya la vida en ello, más que nada porque no sabremos si llegará y en el mejor de los casos si llega es posible que no sea como nos lo imaginamos o nos gustaría que fuese, por eso y a sabiendas que las comparaciones nunca suelen ser buenas, doy por hecho que en esta situación mucha gente no sabrá o se le hará difícil gestionar sus pensamientos como me ocurrió a mi en su día.
Visto lo visto y como quien dice todavía inmersos en la pandemia ninguno estamos libres de que algo ajeno nos trunque nuestros planes, así que como para ponerse a hacer planes o pensar en que todo esto puede volver, yo como cualquiera tengo ideas y ganas de hacer muchas cosas que espero no se vuelvan a quedar solo en pensamientos y también soy consciente y a veces pienso que podemos volver a estar encerrados, pero cada cosa a su tiempo. LO QUE TENGA QUE SER SERÁ.


Esta vez no me puse a escribir para contar ni recordar cosas malas si no para dar ánimos a los que el virus os llegó más tarde, sin embargo me pongo delante del ordenador y se me va el santo al cielo, sorry.
Muchos de los que entráis al blog sois de distintos países, con varios tengo bastante amistad pero a otros no os conozco y no se en que situación os encontráis ahora.
Como sabréis España fue uno de los primeros países en sufrir este mal y si no me equivoco y por desgracia uno de los sitios donde más muertes hubo por numero de habitantes y eso si es lo peor de todo y para lo único que no hay ni habrá solución, para lo de mas ya nos las arreglaremos.
Tras decir eso la parte alegre y positiva es que hoy es 13 de junio y los gallegos ya podemos viajar por toda la comunidad.
Supuestamente y si no hay nuevos imprevistos el día 21 de este mes se terminará el estado de alarma, ese día será el pistoletazo de salida para lo que se conoce como nueva normalidad y ya tendremos libertad de movimiento por todo el país.
De todas maneras yo como deportista ya tengo que estar agradecido dede hace un tiempecito y sentirme privilegiado porque nos dejaron romper el confinamiento antes que a los de mas, solo podíamos ir a surfear unas horitas y teníamos que volver rápido para casa, tan solo eso, para mi era un mundo, todos lo necesitábamos está claro pero yo creo q lo cogí con más ganas porque aparte de estos 2 meses de encierro como saben, los últimos años se me fueron torciendo mucho las cosas, en noviembre por fin empecé a ver esa luz al final del túnel cuando me dieron el alta para volver a empezar a surfear y ver como respondía mi nueva espalda , ahí me di cuenta de que todo el esfuerzo había valido la pena y mi satisfacción era plena aunque esa alegría y libertad duro bastante poco, un mes después y de imprevisto tuve que someterme a otra operación, 40 días más sin acercarme al mar, poco después se me murió alguien por quien daría mi vida en este mismo instante como había comentado en una entrada anterior y cuando ya estaba levantando cabeza y cogiendo el ritmo, zas, se nos presenta el puto virus...Y a pesar de todo, AQUÍ SIGO.


Se que cada uno tiene sus problemas y tiene otras prioridades muy distintas a las mías y posiblemente no se puedan comparar pero el trasfondo de esta cuestión es el mismo aquí, en China o en Hawaii y no es otro que volver a vivir, por muy fea que este o se ponga la cosa saldremos adelante.
Para bien o para mal todo tiene un comienzo y un fin, y con perdón de la palabra, esta maldita mierda también se acabará.
Yo soy una minúscula parte de nada en todo esto pero exponiendo la situación actual que nosotros estamos viviendo, mi intención es aportar un ápice de ánimo y esperanza para los que aun estéis viendo todo tan negro como yo lo veía hace unos días.
Es muy probable que tardemos en volver a la vida que teníamos antes pero por lo de pronto ya podemos ver a nuestras familias, podemos quedar con nuestros amigos, los deportistas pudimos volver a nuestras rutinas y cada vez se ven mas negocios abriendo sus puertas y este es un dato muy esperanzador.
Pero si hay una noticia importante, buena, reveladora y destacable sobre las demás sin lugar a dudas es que en estos momentos el numero de fallecimientos es casi nulo y eso es con lo que debemos quedarnos.

Me despido enviando muchos ánimos y ojalá jamás de los jamases tengamos que volver ver la puesta de sol a través de la ventana .


PD: El presente es lo único real, el pasado ya no volverá y el futuro quién sabe....

1 comentario:

  1. Hola, que tal, mi buen amigo Ruben. Te leo y recuerdo la vez que te confesé que también sería operada de la espalda y quien lo diria? platicar que ha sido un éxito y una buena decisión el dejar en las manos de los Médicos nuestra movilidad ; ))
    La Pandemia para mí ha sido un experimento para saber que tanto reaccionamos al encierro en casa, al cuidar a los demás, a la adrenalina de realizarle pruebas de covid19 a mis hijos es un sube y baja de emociones, Gracias a Dios estamos bien y sanos.
    Te cuento de mi hijo Mauricio del que estuvo con estudios esta semana que termina, por la convulsión que tuvo, el diagnóstico: DISAUTONOMIA
    Mi hijo tiene 14 años y por lo menos ya sabremos que no podrá hacer esfuerzo en el deporte.
    Me da gusto leerte y dejarte un comentario en tu blog; tu amiga Mexicana que está pendiente de tus pasos. Liliana López Luján.

    ResponderEliminar