domingo, 10 de febrero de 2019

- LO PROMETIDO ES DEUDA -



Como bien saben todos los que de alguna manera me siguen, hace unos meses mi futuro como deportista era totalmente incierto.
De hecho en estos momentos lo sigue siendo pero con la diferencia de que las expectativas están siendo muy buenas y alentadoras.
Dicho esto retomo el motivo por el cual hoy me volví a sentar delante del ordenador.
La razón es la misma que en el 99,9% de las veces que publico algo, es decir, un viaje. Lo realice escasos días antes de la operación, pero por una cosa u otra aun no lo había subido.


Hace años que una ola, concretamente la de la imagen anterior, me sacaba bastante el sueño por decirlo de alguna manera, pero por el hermetismo que la rodea y a pesar de tener una pequeña noción de donde se podía encontrar , sinceramente, no sabia su localización exacta.
Así que tocó ponerse a investigar un poco y con la ayuda de alguna llamada, por fin di con ella.
Faltaban unos 10 días para viajar a Barcelona así que tampoco tendría mucho tiempo para planear y organizar todo, incluso las previsiones no eran increíblemente buenas ya que una fuerte borrasca tenía maneras de acercarse allí esos días con una dirección malísima, por lo que se genero un gran dilema en mi interior.


Una parte de mi decía, Rubén descansa que tienes que estar preparado para lo que se avecina, pero la otra parte insistía, Pincho no sabes lo que pasará mañana, así que no seas tonto, prepara todo y arranca.
Y por suerte le hice caso a esta última; la mañana siguiente estaba viajando hacia ese destino que se encuentra a 3961 km de Nueva-York.


Alguno al ver las imágenes sabréis de sobra donde es, pero no lo diré, no porque salga de mi, si no porque así me lo pidieron los lugareños, con buenas maneras, pero me lo han dicho.
Me dijeron que no había ningún problema en que me sacasen fotos pero que por favor no expusiera públicamente la ubicación de las mismas, y así lo haré como tantas otras veces.
Antes ya comenté que el principal motivo de este viaje era surfear esa ola en la que tantas veces había pensado y por suerte pude probarla, no con el tamaño ni las condiciones en las que me hubiera gustado pero al menos me saqué ese gusanillo que tenia.



Tras unos días soleados la dirección del viento y del mar cambio bruscamente por lo que esa zona de la isla quedó totalmente impracticable, aprovechando ese tras pié fue una buena oportunidad para conocer más spots y visitar otros puntos de la isla.






A pesar de intentarlo y pasarlo bien en cierta manera, algo dentro de mi loca mente no me dejó disfrutar plenamente como lo haría en otras circunstancias, pero pensándolo fríamente, era normal, estaba en el que podría ser mi último viaje y esa preocupación me puso patas arriba.


De todas maneras fue un acierto total y no me arrepiento nada el haber elegido este destino para dicha ocasión.
Conocí sus olas, sus costumbres, su riquísima gastronomía, unos lugares mágicos y encima pude perfeccionar mi técnica de espantar sutilmente las vacas de la carretera, una labor que llevaba a cabo cada mañana si quería llegar a tiempo a la playa.


Así que, qué más puedo pedir a esta pequeña y preciosa isla que parece haberse detenido en el tiempo.





Hoy ya veo todo de otra manera y pienso que él que algo quiere, algo le cuesta y que las cosas buenas se hacen esperar, con sacrificio y sin desesperarse todo se consigue, así que no sé lo que tardaré, pero si poder puedo, no tengo la menor duda que : -VOLVERÉ-.


PD: NO AL CIERRE DE GOOGLE +.......

11 comentarios:

  1. Hola Ruben, como ha pasado este año, quién diría que al tomar nuestras decisiones para operarnos, cambiarían nuestra vida PARA SIEMPRE, con la única esperanza de seguir disfrutando cada momento.
    Al ver tus fotos me contagias de tus ganas de vivir. Te mando un fuerte abrazo y mis bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lili no se si se seguirá pudiendo contesar a los comentarios porque creo que estaba vinculado al teme de google, pero bueno al menos lo intento .
      Fue un año en que ambos tuvimos que tomar una decisión difícil pero ahí estamos , esperando que el cambio sea a mejor.
      Así que mucho ánimo, gracias y te llegue o no este mensaje, seguiremos en contacto.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola, mensaje de prueba, a ver, si, estamos conectados:)

      Eliminar
  2. Lindas islas, algún día volaré a ese lugar pero no a domar olas! Lindo relato y hermosas fotos.
    Abrazo amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gus muchas gracias.
      Por cierto, a mi el destino me gusto mucho, una buena opción y mas cerca de mi casa que Argentina. En España tengo entendido que los mensajes subliminales están prohibidos así que te lo diré mas claro, si vas ya sabes, aquí tenéis un amigo..
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Eres genial! Gracias por compartir tu historia que emociona y motiva a alcanzar lo inalcanzable ✌😉
    Un fuerte abrazo desde PERÚ 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abigahil, gracias a ti.
      Hacía mucho tiempo que no sabía de ti, espero que todo te vaya bien.
      Y aunque por el otro sitio ya no coincidiremos más, sea como sea te deseo lo mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola que tal? Estabas haciendo fotos hace unas semanas un dia de olas buenas en castro de baroña? Me llamo germán y creo q si wras tu me sacaste algunas. Mi tlf es 622497981. Instagram german_tuti
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola German, no no era yo, lo siento mucho.
      Estoy lesionado y cuando puedo voy a sacar fotos pero casi siempre por aquí, a Castro hace años que no voy, me confundiste con otro seguramente.
      Si no te las hubiera pasado sin problema. Un saludo.

      Eliminar
    2. Ok. Gracias igual que te mejores!

      Eliminar